Dalmau, “El Pintor de Batallas” Gran Cruz al Mérito Militar

By 10 noviembre 2017Hemeroteca de Noticias

El pintor Augusto Ferrer-Dalmau ha sido galardonado con la Gran Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco, acordada en reunión del Consejo de Ministros del 01 de septiembre y otorgada por Real Decreto del Ministerio de Defensa.

La distinción dada a este catalán afincado en Valladolid, es un reconocimiento a la gran labor que realiza a través de sus cuadros, donde con gran realismo y lujo de detalles, muestra la historia militar de España de ayer y de hoy, así como diversos aspectos de la vida de las Fuerzas Armadas, tanto en su día a día, como en zona hostil.

La imposición de la distinción corrió a cargo de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, quien manifestó que tal concesión era un reconocimiento no solo a la calidad artística, sino también al compromiso con las Fuerzas Armadas que tenía el autor. En el acto que tuvo lugar en el Cuartel General del Ejército de Madrid, también se encontraban presentes el JEME, general de ejército Francisco J. Varela, y numerosas autoridades militares, familiares y amigos.

Por su parte Dalmau, manifestó que esta distinción supone una recompensa a su labor a la hora de fomentar el orgullo, en especial entre los más jóvenes, por la historia de sus Fuerzas Armadas.

La ministra también aprovechó para elogiar la generosidad del autor, que ha legado muchas de sus obras a unidades militares, como El último combate del Glorioso, que se encuentra en el Museo Naval, o el cuadro “Alonso Pita da Veiga,  el héroe gallego de la batalla de Pavía”, entregado al Regimiento Acorazado de Caballería Pavía 4.  También destacó que se trata del primer pintor que ha acompañado a las tropas españolas en misiones como la de Afganistán o el Líbano, para poder documentar cuadros como La patrulla o Lejos de casa.

Anécdota fue el comentario de la ministra Cospedal, que dijo “condecorar a un barcelonés de pro un día como hoy, es un hecho significativamente singular, ya que es la prueba de que uno puede sentirse catalán, español y europeo”.